Todo lo que necesitas saber sobre el SEO técnico

  1. ¿Qué es el SEO técnico?

El SEO técnico hace referencia a la optimización de la página web y del servidor, lo que hace que los motores de búsqueda puedan entenderlos de una forma más adecuada y de este modo se pueda mejorar el posicionamiento. 

  1. ¿Qué son los “web crawlers” o las arañas web?

Los “web crawlers”, más comúnmente conocidos como arañas web son los bots de los motores de búsqueda que rastrean cada página web que hay en internet y la indexan. Recogen información sobre las páginas y la utilizan para determinar su posición en las SERPs. Uno de los objetivos fundamentales del SEO técnico es asegurarse de que las arañas pueden entender el contenido de tu página web y de su contexto a través de su optimización, indicándoles así que son de alta calidad.

  1. ¿Todo el SEO técnico se basa en los buscadores?

Como hemos dicho antes, los buscadores son realmente importantes en el SEO técnico, sin embargo, también tiene como objetivo la mejora de la experiencia del usuario, entre otros factores, a través de la optimización de la velocidad de la página, la estructura interna y el diseño.

  1. El paso a paso del SEO técnico

Todo el proceso es bastante complicado y en la mayor parte de los casos necesitas los servicios de profesionales para realizar un buen trabajo. Sin embargo, con este artículo podrás aprender cuáles son los elementos clave del SEO técnico a los que les tienes que prestar atención.

Paso 1: Identifica el dominio elegido y las URL canónicas 

El objetivo de este paso es evitar confundir a los bots de los motores de búsqueda y proteger tu contenido de que sea plagiado. Normalmente tu página es accesible a través de dos versiones: con o sin “www”. Es importante identificar cuál será la única forma usada por tu página web ya que a los ojos de los bots de Google cada versión se trata de una página diferente. Esto puede dar como resultado que los motores de búsqueda entiendan que el contenido que aparece ahí esté duplicado, lo que puede hacer que tu página web sea penalizada y que descienda su visibilidad en las SERPs. Es importante identificar tu dominio elegido y optimizar tus URLs para evitar problemas de contenido.

Como ya hemos dicho antes, dos URLs parecidas, pero a su vez con algunas diferencias se pueden referir a la misma página. Esas diferencias entre URLs son, por ejemplo:

  • URLs con o sin el subdominio ‘www’
  • URLs que empiezan con ‘http’ o ‘https’
  • El mismo contenido, pero en una URL diferente en algún aspecto.

Para mostrarle a los buscadores de Google que tu página web está libre de contenido duplicado, debes utilizar una URL canónica. Más tarde puedes enlazar otras URLs a la URL canónica. Esta no debe ser únicamente enlazada por otras URLs, sino que debe hacer también referencia a si misma para enseñarle a Google que se trata del contenido original. 

Paso 2: Optimiza el archivo Robot.txt

Hay páginas en tu web que no son útiles para el SEO, y lo que es peor, pueden afectarle de forma negativa. Si las arañas de Google rastrearan todas tus páginas al mismo tiempo, podrían reducir la velocidad de carga de tu página web o indexar páginas con contenido poco valioso. Esto podría impedir que los rastreadores entendieran la temática de tu página y todo ello podría perjudicar a tu SEO. Por eso tienes que optimizar el archivo robot.txt de tu página web.

La optimización del archivo robot.txt consiste en asegurarle a los buscadores el acceso a ciertas páginas. Esto es importante, ya que solo debemos garantizarles el acceso a aquellas páginas que tengan una influencia positiva sobre nuestro SEO. Esto nos permitirá determinar la manera en la que los buscadores explorarán e indexarán nuestra página web. Debemos tener como objetivo establecer un modelo que aporte más beneficios a nuestro posicionamiento. Para conseguirlo simplemente hay que escribir:

Disallow: /página-que-no-queremos-rastrear

Repite esta acción en todas las páginas que sean irrelevantes para tu SEO. 

Paso 3: Optimiza la estructura de tu página web

Los usuarios y los rastreadores de Google deberían poder navegar fácilmente por tu página web.

Rastreadores:

Una estructura plana y adecuada les permite a los buscadores indexar tu página de forma fácil y rápida. Esta es la manera con la que Google puede entender cuál es el contenido de tu página web y cómo puede cubrir la intención de búsqueda del usuario. El diseño de la web también indica la importancia de la jerarquía de la página.

Si tienes una tienda eCommerce, seguro que prefieres que Google lleve en primer lugar a los usuarios a la home de tu web que a la de FAQ. Este tipo de detalles puede influir en gran medida en el ROI.

Usuarios:

A los usuarios les gustan las páginas web por las que es fácil navegar.  Si tu web es un desastre, la tasa de rebote aumentará porque no encontrarán contenido o productos que les resulten atractivos y eso hará que se reduzca el CTR. El CTR es el tiempo que pasan los usuarios en tu página, un factor importante de posicionamiento. Un alto porcentaje de rebote puede reducir también las posibilidades de recibir backlinks y que la gente comparta contenido en las redes sociales.

¿Cómo debería ser la estructura de la página web?

Deberías de centrarte en la jerarquía de la información y de los encabezamientos, la formación de secciones temáticas y en mejorar la comodidad de uso. También deberías:

  • Crear un sitemap: esto permitirá que los motores de búsqueda rastreen e indexen tu página de forma más rápida y efectiva.
  • Ajustar las palabras clave a las categorías: ciertas páginas de tu web deberían clasificarse para ciertas palabras clave. De esta manera puedes reducir la tasa de rebote, incrementar el tráfico, las conversiones y el posicionamiento. También ayuda a los rastreadores a entender la temática de tu web.
  • Incluir migas de pan: este es el menú que normalmente puedes ver en la parte superior de la web. Incluye enlaces que van desde la página principal a través de cada sección visitada. Esto ayuda al usuario a navegar por tu página y hace que los motores de búsqueda entiendan mejor su estructura.
  • Controlar la “profunidad” de tu sitio web: las secciones no deberían tener más de tres niveles de páginas, ya que pueden confundir a los usuarios y a los rastreadores.

Todo esto ayudará a Google a entender la temática de cada página y a mejorar la experiencia del usuario.

Paso 4: Optimiza tu sitio para dispositivos móviles

Google ha anunciado recientemente que cambiará al ‘Mobile First Index’ (método de indexación ‘dispositivos móviles primero’). Esto quiere decir que la versión móvil de tu web será la primera que Google indexará, además también será la primera que afectará al posicionamiento. Tienes que asegurarte de que cada parte de tu página web se ajusta a los dispositivos móviles, así como de que sean rápidas, fáciles de navegar y que su diseño sea atractivo.

Solo tienes que hacerlo una vez, pero de forma adecuada. Deberías:

  • Elegir un hosting fiable
  • Usar la herramienta de Google ‘Mobile-Friendly’ para examinar tu web
  • Elegir un tema de WordPress responsive (que se adapte al dispositivo)
  • Ajustar tu página a diferentes tamaños de pantalla
  • Centrarte en primer lugar en mejorar la experiencia móvil
  • Mejorar la velocidad de carga en los dispositivos móviles

Paso 5: Mejora de la velocidad de carga

Google ha confirmado que considera la velocidad de carga de una página como un factor importante que afecta a la posición de tu web en el ranking. Es muy relevante, ya que el 24% de los usuarios rebotan desde páginas que tardan 4 segundos en cargarse. Después de 6 segundos esta cifra aumenta hasta el 46%.

Para reducir la velocidad de carga de tu web al mínimo deberías:

  • Optimizar la estructura de tu página
  • Optimizar las URLs
  • Optimizar el fichero Robot.txt
  • Optimizar las fotos de tu web
  • Optimizar JavaScript y CSS
  • Elegir el hosting adecuado

Paso 6: Reparación de enlaces rotos

Este paso consiste en encontrar enlaces rotos que dirijan a tu página web (o a una página externa) y las páginas 404 de tu propio sitio web. Es muy importante repararlos, ya que conducen tanto a los usuarios como a los buscadores a páginas rotas que claramente dañan tu SEO. Deberías utilizar herramientas como Ahrefs o ScreamingFrog para encontrar todos los enlaces rotos. Usa también estas herramientas para desactivarlos cuando los encuentres. Si los enlaces externos están rotos, puedes intentar ponerte en contacto con un profesional web para solucionarlo.

Paso 7: Optimización de redirecciones 301/302

Las redirecciones 301 y 302 indican a los visitantes de una web que esta se ha trasladado otra URL y le redirigen a ella. Las redirecciones 301 lo hacen de forma permanente mientras que las redirecciones 302 lo hacen de forma temporal. Es frecuente encontrarse con redirecciones que funcionan en bucle o que se han utilizado redirecciones 302 en lugar de 301. Es importante actualizarlas para que funcionen correctamente y evitar redirecciones en bucle. Únicamente deben de redirigir del punto ‘A’ al punto ‘B’.

Paso 8: Llevar a cabo una auditoría técnica

Para asegurarte de que no te has perdido nada, deberías llevar a cabo una auditoria de tu página web. Puedes utilizar herramientas como Ahrefs. De esta manera podrás localizar cualquier tipo de problema rápidamente y arreglarlo. Recuerda hacer este tipo de auditorías de forma regular y no solo cuando configures tu web.

  1. ¿Cómo protege el SEO técnico tu posición en el ranking?

El SEO técnico tiene la habilidad de proteger la posición de tu página web de algunas acciones llevadas a cabo por la competencia y/o hackers. Vamos a echar un vistazo:

  • Contenido duplicado: una de las prácticas más injustas que la competencia puede llevar a cabo es la de copiar tu contenido y presentarlo como propio. Esto puede hacer que Google penalice tu web mientras que tus rivales reciben tráfico y otros beneficios por el contenido que tu has creado. Afortunadamente, la optimización de URLs y la identificación del dominio elegido que ya mencionamos en el punto 4 impedirá que lo hagan, ya que Google ya sabrá que tu eres el autor original del contenido.
  • Enlaces tóxicos: la competencia o los hackers pueden enlazar a tu página web desde algunas de las fuentes más tóxicas de internet. Esto reduce tu autoridad y perjudica el posicionamiento. Lleva a cabo de forma regular auditorías y monitoriza tus enlaces para detectar cualquier tipo de peligro y poder abordarlo lo más pronto posible.
  1. El consejo definitivo sobre el SEO técnico: CONTRATA PROFESIONALES 

El SEO técnico es mucho más complicado de lo que parece. Para desarrollar una página web que pueda servir como respaldo para la sostenibilidad de tu negocio a lo largo de los años necesitarás SEO técnico preciso y de alta calidad. Eso es exactamente lo que te ofrecemos en RANKTOP. Nuestro equipo de expertos se harán cargo de cada aspecto relacionado con el SEO técnico, así como del SEO On-Page y Off-Page, del marketing digital y de la gestión de las redes sociales. Cuando se trata de tu presencia online, somos tu mejor apuesta. Deposita tu confianza en nosotros, ya lo hemos hecho antes.

5/5 - (16 votos)


    RECIBE UN PROPUESTA SIN COMPROMISO

    GRACIAS POR TU INTERÉS
    Un miembro de nuestro equipo contactará contigo para hablar de tu proyecto
    background
    Escríbenos
    LLámanos
    900 83 49 08