¿Qué es el storytelling?

storytelling

El termino storytelling o narración de historias es una técnica que se utiliza en el Inbound Marketing, y más específicamente en el marketing de contenido. En otras palabras, es el arte de contar historias.

Esta estrategia existe desde hace mucho tiempo, pero ha ganado popularidad en los últimos años; la narración de historias se utiliza para concienciar sobre muchos temas políticos, medioambientales, etc.

Su objetivo es simplemente contar una historia para evocar una emoción en el comprador que le lleve a un recuerdo concreto y facilitar así la venta de productos o servicios. Recuerda que el contenido de un sitio web es lo más importante.

Uso del storytelling

El storytelling es mucho más emocional, es decir, se centra en las emociones, a diferencia de una simple llamada a la acción que indica claramente el objetivo final; su objetivo es crear un vínculo entre el comprador y su marca a través de una historia.

El comprador debe identificarse con los valores que la empresa quiere transmitir a través de esta historia, creando así una cierta cercanía entre ambos, de hecho, si el comprador se adhiere a los valores transmitidos en la narración, es más probable que de el siguiente paso, que es la compra.

Es una forma de promocionar un producto o servicio que resulta menos molesta para los compradores; las emociones son el pilar central del storytelling, ya que también son importantes en la decisión de compra.

Esta técnica se utiliza sobre todo en los anuncios publicitarios, pero hay muchas otras formas de hacer llegar su historia a los clientes potenciales o actuales, como: un texto publicado en las redes sociales, una ilustración, una infografía, un vídeo, podcasts, libros electrónicos.

El objetivo principal no es vender un producto o servicio, sino hacer que su marca atraiga la atención y el afecto del público. Usted quiere que sus clientes potenciales se comprometan con su marca.

Los beneficios del storytelling

Las ventajas de la comunicación narrativa son muchas:

  • Desarrolla la notoriedad de la marca: con este tipo de contenido, se transmite una imagen de marca potente. Además, este tipo de contenido original es más impactante que un simple argumento de venta.
  • Captar la atención de su público objetivo: investigando las características específicas de su público objetivo, puede crear contenidos que serán apreciados por muchos de sus clientes objetivo.
  • Establece una conexión con su público: esto reforzará su fidelidad a su marca. Los compradores están mucho más informados y quieren transparencia por parte de la empresa, así que hay que ser siempre sincero; para mantener esta conexión, utiliza las redes sociales.
  • Destaca de la competencia: es un contenido único porque cuenta una historia y unos objetivos únicos, propios de tu empresa. La competencia no puede tener lo mismo.
  • Mejora tu tasa de conversión: crear un mundo alrededor de su producto o servicio ayuda a los clientes potenciales a imaginarse y, por tanto, pasarán más fácilmente a la fase de compra.

Las diferentes tipos de historias

Ficción. Este tipo de historia permite mucha libertad en el guión y, por tanto, requiere mucha creatividad. Las más populares tienen que ver con situaciones que parecen irrealizables, pero que acaban haciéndose realidad. Pero cuidado, puedes inventarte una historia, pero no te inventes un pasado.

La historia. Este tipo de historia se basa principalmente en su propia experiencia, es decir cualquier cosa relacionada con su pasado o el de su empresa.

Situaciones reales de consumo. El objetivo de este tipo de storytelling es que nos veamos reflejados en las situaciones que viven los protagonistas de la historia mientras consumen el producto o servicio de la marca en cuestión.

Basado en los valores de la marca. Los protagonistas de estas historias son personas normales y corrientes que representan en sí mismas los valores de la marca. Son los protagonistas de la historia. Se les hace sentir especiales y, al hacerlo, hacen que tú, el espectador, te pongas en su lugar y lo vivas con ellos.

Establecer una estrategia de storytelling

Identifica tu objetivo. Este es uno de los puntos fundamentales que debes tener en cuenta. ¿A quién le interesará la historia? El comprador debe ser capaz de identificarse con los personajes, por lo que hay que investigar previamente para llevar a cabo esta estrategia. Hoy en día, para vender mejor, es importante entender el comportamiento de los compradores y, por tanto, las emociones que sienten ante un producto o servicio.

Definir las emociones y el mensaje a transmitir. Dependiendo del producto o servicio, las emociones no serán las mismas. Pueden ser positivos, pero no sólo. Por ejemplo, los anuncios de pasta de dientes pueden jugar con su miedo a tener caries. Pero otros pueden, por el contrario, hacerle sentir emociones positivas. Por ejemplo, los anuncios de McDonald’s que invitan a pasar un buen momento con su eslogan “Come as you are”.

Definir el tono a utilizar. Hay muchos estilos posibles: épico, serio, conmovedor, divertido, etc., por lo que el contenido debe adaptarse al mensaje y las emociones que decida transmitir a los compradores potenciales. Evite utilizar un lenguaje demasiado formal.

Elija su medio de difusión. Dependiendo de las diferentes redes sociales, la forma que tomará esta historia puede ser diferente. Intente variar para que sus clientes fieles no se aburran y para atraer a clientes potenciales en otras plataformas. Todo ello manteniendo la misma línea editorial. Considere también el uso de llamadas a la acción.

Crear un argumento con personajes y contexto. Una vez realizada toda la investigación, puedes crear tu argumento, desde el contexto hasta los personajes.

El argumento puede basarse en hechos reales como la situación de su producto, la historia de su marca en forma de relato, la ética de la empresa, etc. o puede ser completamente ficticio. Para su estructura, piensa en las diferentes partes que todas las historias tienen en común: un punto de partida, un héroe o personaje principal, peripecia que pueden ser solucionadas o diferentes etapas y finalmente un desenlace. Para captar aún más la atención del lector, empieza y termina con detalles que atraigan la curiosidad

Debe ser auténtica, realista y transparente. No tiene sentido embellecer la realidad, ya que crearás esperanzas en el comprador y si se decepciona, esto puede dar lugar a una mala valoración por su parte. Haz que sea el personaje central de tu historia, el que lleva los valores de tu empresa.

Incorpora esta técnica a tu estrategia de Inbound Marketing para que puedas generar confianza entre tus clientes y alcanzar tus objetivos de venta.


RECIBE UN PROPUESTA SIN COMPROMISO

GRACIAS POR TU INTERÉS
Un miembro de nuestro equipo contactará contigo para hablar de tu proyecto
background
Escríbenos
LLámanos
900 83 49 08