¿Qué son las cookies?

Qué son las cookies

Las cookies son archivos que crean los sitios web que visitas. Su función es almacenar información en el directorio del navegador con unas etiquetas de identificación que permiten saber la información de cada usuario. La versión más básica de las cookies es un simple archivo de texto en el ordenador.

Los datos almacenados en una cookie son creados por el servidor al conectarse. Estos datos están etiquetados con una identificación única para ti y tu ordenador. Cuando la cookie se intercambia entre tu ordenador y el servidor de red, el servidor lee la identificación y sabe qué información facilitarte específicamente.

¿Qué información pueden contener las cookies?

Cada cookie sabemos que contiene el nombre de un sitio web y una identificación.

Alguno sitios web incluyen, además, otra información en la cookie que tu ordenador almacena.

Una cookie contiene lo siguiente:

  • El tiempo que pasas en un sitio web.
  • Los enlaces en los que hace clic un usuario cuando está en el sitio web
  • Las preferencias que elija el usuario
  • Todas las cuentas en las que inicias sesión
  • Páginas que has visitado en el pasado
  • Los artículos que almacenas en la cesta de la compra

Por ejemplo, un sitio web de compras puede usar las cookies para recordar los artículos que estás almacenando en el carrito antes de pagar. Por otro lado, una red social usa cookies para poder rastrear los enlaces en los que haces clic y luego usar esa información para presentar los enlaces más relevantes o de mayor interés.

Las cookies aparecieron para mejorar en todo momento la experiencia del usuario y poder conocerlo mejor. Del mismo modo, ha habido mucha problemática con el uso de las cookies ya que hay gente que no está de acuerdo con que se almacene la información de ellos porque consideran que es información propia o privada.

¿Cuáles son las ventajas de las cookies?

  • Productos sugeridos: si el usuario se encuentra en una tienda online que cumple la función de búsquedas relacionadas, podrá ver resultados basados en las cookies con otros usuarios que tienen hábitos y preferencias de compra parecidas.
  • Personalización: las cookies almacenan información personalizada de cada usuario como ubicación, preferencias etc.
  • Acceso a formularios: las cookies guardan la información de los nuevos usuarios cuando se registran, así no tienen que rellenarlo cada vez que acceden al sitio web. Guardan el nombre, edad, ubicación o número de DNI, por ejemplo.
  • Carrito de compras: cuando entras a una página web para comprar, puede almacenar los productos que quieres en el carrito y si abandonas la web y luego vuelves, continúan estando.

¿Tienes que aceptar cookies y qué pasa si no aceptas?

No es necesario aceptar las cookies. Para poder utilizar cookies en tu sitio web es necesario pedir permiso a los usuarios y advertirles con un mensaje o en las condiciones de la página web. Por eso, si como usuario de una web no quieres que las cookies almacenen tu información, tendrás que decir que no.

Y ¿qué pasa si no aceptas una cookie? Algunas empresas no permiten que tengas acceso a su página si no aceptas las cookies, por ello muchos usuarios caen y las cookies acaban almacenando su información. Esto principalmente se debe a que algunos sitios web simplemente no funcionan bien sin las cookies o tampoco llegan a alcanzar sus objetivos comerciales. En general es posible acceder a la mayor parte de webs de Internet sin aceptar cookies.

Hay que decir decir que aceptar las cookies también tiene sus ventajas ya que puedes obtener una experiencia de compra más personalizada y con un contenido mas adaptado al usuario, a no ser que quieras exclusivamente privacidad.

¿Cuáles son los diferentes tipos de cookies?

Algunos de los tipos de cookies mas importantes son:

Cookies de sesión:

Estas cookies ayudan a un sitio web a saber más información acerca de un usuario o bien a rastrear información sobre el mismo. Una vez cierra sesión el usuario, las cookies del destino se eliminan. Este tipo de cookies no tienen fecha de caducidad, lo que significa para el navegador que deben eliminarse una vez la sesión haya finalizado.

Cookies persistentes

Si comparamos con las cookies de sesión, las cookies persistentes permanecen en el navegador de los usuarios por un tiempo, de ahí el término persistente.

Cookies de autenticación

Estas cookies ayudan principalmente a organizar las sesiones de los usuarios. Además son generadas cuando el usuario inicia sesión con su cuenta en un navegador. Con estas cookies se asegura que la información se almacena de una forma confidencial, y así asocian la información de la cuenta del usuario con la cadena de cookies.

Cookies de rastreo

Las cookies de rastreo se crean de una manea automática por los servicios de seguimiento. Además, la actividad es registrada y este registro es enviado al servicio de seguimiento.

Zombie cookies

Estas cookies son generadas como respaldo fuera de la ubicación en la que suele estar ubicadas. Son como una especie de copias de seguridad. Muchas veces son utilizadas por redes publicitarias.

Secuestro de cookies y riesgos

Las cookies en sí mismas son inofensivas porque no pueden contener código. No pueden contener ni ejecutar virus ni ningún otro código malicioso. Pero a veces las cookies pueden convertirse indirectamente en la causa de actividades maliciosas que involucran tus datos.

De por sí, las cookies no perjudican ya que no pueden contener códigos, tampoco pueden crear virus ni ningún otro elemento. Sin embargo, las cookies muchas veces pueden convertirse en peligro en cuanto a filtración de datos.

Una de las razones de su mal uso es que los archivos contienen en su mayoría texto y se pueden ver perjudicados. Además, hay aplicaciones de software espía que pueden recopilar la información personal como ubicación o contraseña.  Se puede dar el denominado ‘secuestro de cookies’ qué pasa cuando se utiliza un acceso no autorizado a las cookies.

La seguridad de las cookies en el mundo de internet puede llegar a ser un problema importante ya que hay muchos vacíos en los navegadores, que sin hacerlo a propósito filtran información a usuarios que no son de fiar. Esto puede dar lugar a todo tipo de problemas, incluido el robo de información de tarjetas de crédito o el acceso no autorizado a correos electrónicos personales u otras cuentas.

Por ello, debes tener cuidado en que sitios web te metes ya que si son sitios no fiables puedes estar dando información que no deseas que se sepa a personas con intereses no benignos. Si es un sitio web seguro, no debes preocuparte por las cookies. Y siempre te quedará la opción de decir que no cuando te sale el mensaje de ‘aceptar’ que alerta del uso de cookies.


RECIBE UN PROPUESTA SIN COMPROMISO

GRACIAS POR TU INTERÉS
Un miembro de nuestro equipo contactará contigo para hablar de tu proyecto
background
Escríbenos
LLámanos
900 83 49 08